Aquí podrás comprar quesos  manchegos artesanos.

Descubre las diferentes clases de queso que elaboramos en Artesanos Lácteos

Queso-de-Oveja-con-leche-cruda-Flor-de-Brezo-y-con-cuña

Queso singular con fuerza en su sabor, propio de los clásicos de la tierra. Especial para los aficionados al queso, para disfrutar cada bocado y acompañarlo de un vino de larga crianza. Elaborado con leche cruda de oveja.

Queso-semicurado-el-Fontejón

El queso manchego con D.O es un queso español, manchego y elaborado con leche de oveja de raza manchega.  Suele conservarse en aceite de oliva y cuanto mayor es su tiempo de curación, mayor es su sabor.

Queso-manchego-de-Oveja-tierno

Queso singular con fuerza en su sabor, propio de los clásicos de la tierra. Especial para los aficionados al queso, para disfrutar cada bocado y acompañarlo de un vino de larga crianza. Elaborado con leche pasteurizada de oveja.

Queso-manchego-de-cabra-bajo-en-sal-y-grasa,-Don-Ligero

El queso de cabra, también llamado chèvre, es cualquier queso hecho con leche de este animal. Estos quesos tienen más proteínas que los elaborados con leche de oveja y de vaca. Se digieren mejor. También tienen más consistencia y menos colesterol y grasas.

Queso-curado-mezcla.-Vaca,-cabra-y-oveja

Quesos elaborados con la mezcla de diferentes tipos de leche, en este caso de oveja, cabra y vaca. Son quesos exquisitos y en los que se puede apreciar las diferentes tonalidades aromáticas y gustativas que ofrecen los distintos tipos de leche combinadas en un solo queso con un sabor extraordinario.

Queso-light-de-oveja-tierno-Don-Ligero

El queso light de Artesanos Lácteos es rico en vitaminas. Es un alimento muy recomendado para niños y adultos.

Con los quesos light de Artesanos Lácteos tus hijos se alimentarán de una forma saludable. Se fabrican partiendo de leche descremada o semidescremada.

Queso-manchego-de-oveja-sin-lactosa-y-cuña

Un queso Manchego sin lactosa. Es un queso graso y duro que se elabora con leche de oveja y tiene una maduración mínima de 30 días y máxima de unos dos años. Los intolerantes deben elegir aquellos que tienen una maduración mayor, por los menos 18 meses y que contienen menos del 2 por ciento de lactosa.